Los 3 procesos de la organización moderna

/, Sin categoría/Los 3 procesos de la organización moderna

En una organización moderna existen tres procesos medulares que se necesitan atender:

A. El proceso estratégico
B. El proceso de personas
C. El proceso operacional 

Nos concentraremos en estos tres procesos, como medio para generar una organización exitosa y sostenible en el tiempo.

A. El proceso estratégico necesita líderes comprometidos capaces de:

1. Inspirar confianza: La confianza afecta todo lo que hacemos como líderes. La baja confianza le cuesta mucho a una organización. Le impone una carga innecesaria a las relaciones, debilita la productividad y hace imposible sostener resultados de excelencia.

2. Clarificar propósito: Toda organización debería tener una misión, una visión, valores y una estrategia. Cada equipo debería tener, a su vez, un propósito que conecte con los objetivos estratégicos de la organización.

3. Alinear sistemas: Los sistemas efectivos permiten:

• Lograr las metas crucialmente importantes de las personas y de la organización.
• Hacer posible que las personas den lo mejor de sí.
• Posibilitar el logro de resultados independientemente del líder.
• Continuidad a pesar de los cambios de líderes.

En esencia, los sistemas alineados permiten crear las condiciones para que otras personas tengan éxito.

4. Liberar el talento de su gente:  Tal vez una de las tareas crucialmente importante de un líder en la Era de Conocimiento sea liberar el talento de las personas. A diferencia del trabajador manual, el trabajador de conocimiento es dueño de los medios de producción. Estos conocimientos son portátiles, están en su cabeza. Es una persona que se identifica con su área de especialización, no con su empleador. La organización es un recurso, un espacio donde aplicar sus conocimientos. Su lealtad no se obtiene a través del salario, sino a través de la oferta de oportunidades para su desarrollo. No puede, ni debe, ser supervisado.

B. El proceso de personas necesita integrantes efectivos capaces de:

1. Enfocarse y disciplinarse ¿Están mis acciones basadas en valores elegidos por mí, o están basadas en mis estados de ánimos, sentimientos y otras circunstancias?

2. Ser confiables ¿He escrito una misión personal que proporcione significado, propósito y dirección a mi vida? ¿Mis acciones se derivan de mi visión?

3. Conocer su trabajo y el negocio ¿Estoy dispuesto a decir sí a lo importante sin que me apremie lo urgente?

4. Ser proactivos en actitud y acción ¿Busco el beneficio mutuo en todos los acuerdos que establezco?

5. Trabajar sinérgicamente con los demás. Cuándo estoy buscando soluciones, ¿valoro las opiniones de otros?

6. Escuchar y comunicar ¿Escucho a los demás sin interpretaciones personales y me aseguro que entendí antes de ser entendido?

7. Mejora continua ¿Estoy comprometido a mejorar continuamente en las dimensiones física, mental, espiritual y social/emocional de mi vida?

C. El proceso operacional necesita un sistema de enfoque y ejecución institucionalizado capaz de generar:

1. Claridad en lo crucialmente importante.
2. Compromiso de parte de todos con las metas organizacionales.
3. Acciones alineadas con las metas definidas.
4. Un proceso para habilitar las personas con destrezas, equipos y métodos aptos para desempeñarse de forma efectiva.
5. Sinergia y trabajo en equipo.
6. Una predisposición a rendir cuentas y ser responsables por los resultados de su trabajo.

Estos tres pilares conducen a una organización con atributos de grandeza caracterizada por:

• Un desempeño superior sostenible.
• Clientes intensamente leales.
• Colaboradores comprometidos.
• Una contribución distintiva a todos sus interesados clave y la sociedad.

(Fuente FranklinCovey)

2018-03-13T13:50:41+00:00